La importància de l’autoregulació en l’autisme
desembre 9, 2020
Show all

Autismo y ansiedad

La ansiedad es un sistema complejo de respuesta conductual, fisiológica, afectiva y cognitiva, que se activa al anticipar sucesos o circunstancias que se juzgan como muy aversivas porque se perciben como acontecimientos imprevisibles, incontrolables, que potencialmente podrían amenazar los intereses vitales de un individuo. La ansiedad es una condición universal y generalizada a todas las personas, que hunde sus raíces en una emoción tan básica y primaria como es el miedo. El miedo surge como manifestación saludable del instinto de preservación, que permite a la especie humana sobrevivir y perpetuarse. En ocasiones, tales amenazas son malinterpretadas por la persona como reales, cuando verdaderamente la situación más bien pudiera calificarse de neutral o no potencialmente peligrosa. Las personas con autismo suelen tener una respuesta hiperreactiva en situaciones en las que se sienten fuera de su zona de confort. Se muestran hipervigilantes, nerviosos, incapaces de relajarse, molestos, inquietos, y ello puede desencadenar una respuesta ansiosa excesiva. Para comprender por qué las personas con TEA manifiestan ansiedad en situaciones cotidianas aparentemente inocuas, es necesario comprender cómo perciben el mundo. Por lo general, las rutinas y los rituales gobiernan sus actividades de la vida diaria, por lo que les ayuda a disponer de patrones de situaciones que ‘guionicen’ su vida. La ansiedad más habitual en las personas con TEA está relacionada con el cambio y de las variaciones que pueden provenir de ésta. En el autismo hay una dificultad para hacer una “prospección”, es decir, para recabar la información del pasado y saber qué le espera de una situación nueva. Es por esta dificultad para el cambio, que las personas con TEA requieren de una planificación previa de todas las modificaciones en su vida diaria, que le ayuden a comprenderlas y anticiparlas. Para reducir la ansiedad ante los cambios y disminuir la inflexibilidad de pensamiento, en JEI utilizamos como estrategia, la anticipación, para proveer a los alumnos/as de información sobre lo que va a suceder. Empleamos la secuencia espacio/temporal del ARA-DESPRÉS, que nos permite anticipar al alumno/a cualquier cambio u acontecimiento próximo en el tiempo, y así mantenerlo/la informado/a de lo que sucede a su alrededor y recibir esta información de manera comprensible y adecuada.

En JEI aplicamos un sistema aumentativo y alternativo de comunicación, para que el alumno/a lo utilice de forma frecuente, interactiva y generativa, y así pueda paliar las limitaciones o barreras que impidan el control del entorno; consiguiendo una atmósfera relajada y promoviendo el bienestar emocional, en un marco estructurado, constante y previsible, que disminuya la ansiedad, la frustración y la confusión que les genera la no comprensión del entorno.

 

Rita Schindler

Educadora de JEI